.

.
psoevillarrobledo@gmail.com .... psoevillarrobledo@gmail.com

jueves, 12 de febrero de 2015

La falta de control de vertidos industriales sale cara a todos los ciudadanos de Villarrobledo




Rueda de prensa del portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Villarrobledo, Juan Luis Iñiguez, quien ha denunciado la mala gestión por parte del equipo de Gobierno y la responsable de Medio Ambiente Amalia Gutiérrez del control de vertidos industriales lo que supone un sobrecoste de las facturas de la depuradora de Villarrobledo al que tienen que hacer frente todos los ciudadanos

Iñiguez iniciaba su intervención recordando que hay una obligación básica para todos los ayuntamiento y es la de depurar las aguas residuales del municipio, tanto de los domicilios particulares como de las industrias radicadas en las poblaciones, para que estas aguas lleguen en condiciones medioambientales adecuadas al cauce de los ríos y no produzcan problemas en los acuíferos.

Hasta el año 2010 en Villarrobledo existió un problema importante con la antigua depuradora, pero en el verano de ese mismo año, con el anterior equipo de Gobierno socialista, se hizo una buena gestión en materia de depuración de aguas con la inauguración de una nueva depuradora municipal con una inversión muy grande para la ciudad, cerca de los cinco millones y medio de Euros que vinieron en forma de esta nueva planta de depuración de aguas y cuya gestión fue cedida a una empresa pública: Aguas de Castilla-La Mancha, dependiente de la Junta de Comunidades. Así se consiguió una de las depuradoras más modernas de toda España, con una capacidad de tratamiento de 8.500 metros cúbicos al día y con importantes ahorros energéticos y eliminando el tema de los malos olores sobre todo en el Barrio de Socuéllamos.
En esa época también se consiguió hacer otra obra importante como fue el colector de aguas pluviales y residuales de la calle de La Estación que conectaba con la calle Corredero del Agua para eliminar los problemas de inundaciones que se venían padeciendo.

Ese mismo año (2010) a través de subvenciones públicas del programa PRODER y de los fondos HABITANIA se instalaron caudalímetros a pie de empresa para el control de los vertidos industriales, y se puso en marcha un sistema de medición de carga contaminante con dos objetivos evitar el problema de los pozos propios que están instalados en algunas industrias y que eran difícilmente controlables si no se hacía a través de un caudalímetro y al tiempo se consiguió un efecto disuasorio para evitar vertidos incontrolados. La implantación de este sistema permitía localizar de una manera inmediata quien estaba incumpliendo con los parámetros de contaminación que exigían las ordenanzas municipales.

 Según el portavoz socialista esta fue la “herencia” que los socialistas dejaron en materia medioambiental y de depuración de aguas residuales en Villarrobledo.

Con la llegada del Partido Popular al gobierno de Villarrobledo en los años 2011 y 2012 se sufre un tremendo retroceso en materia de control de vertidos porque lo que hace el PP es eliminar una unidad técnica de control de vertidos que estaba gestionada por personal de la propia depuradora, se abandonaron los sistemas de control hasta el punto de que muchos de los caudalímetros que se pusieron en su día hoy no funcionan y las sondas de medición de contaminación están abandonadas, de hecho no existen, junto con la eliminación de los sistemas informáticos que se tenían para controlar “in situ” y en tiempo real cada uno de los vertidos de las industrias.

En mayo de 2013 el Partido Popular suaviza a través de una nueva ordenanza los parámetros de contaminación de las empresas y que fue votada a favor por todos los grupos, pero en el caso del PSOE la aprobación estaba condicionada a que debían mantenerse los medios personales y técnicos para controlar a pie de empresa a cada una de las industrias que producen su carga contaminante.

 Lo que ha sucedido en los últimos cuatro meses debido a la mala gestión de la responsable de Medio Ambiente, Amalia Gutiérrez, ha sido que se han incrementado los costes de facturación por depuración que le cobran al Ayuntamiento y por tanto a todos los ciudadanos de Villarrobledo en 100.000 Euros más. Un sector muy reducido son los que originan el problema y, lamentablemente, son todos los vecinos los que tienen que asumir el coste de estas sanciones que están implícitas en las facturas de Aguas de Castilla-La Mancha debido a los incrementos de coeficiente por penalización de elevada carga contaminante.


El responsable socialista afirmó que la causante de todo ello ha sido la Teniente de Alcalde, Amalia Gutiérrez y el Partido Popular por abandonar consciente y voluntariamente los controles (las sondas de medición, los sistemas informáticos, etc.) que se hacían a muchas de las industrias de Villarrobledo que por sus características eran las más contaminantes y ahora entre todos hay que pagar los que unos pocos contaminan. Por ello desde el grupo Municipal Socialista se insta al equipo de Gobierno que vuelva a restablecer los controles para evitar con ello que el resto de ciudadanos tengan que hacer frente al pago de los gastos de depuración de vertidos de algunas industrias contaminantes.

La noticia en los medios de comunicación:

Villarrobledodiario.com: Según el PSOE de Villarrobledo, la falta de control de vertidos industriales sale cara a todos los ciudadanos

Noticias Canal 4 Mancha Centro:



No hay comentarios:

Publicar un comentario